¿Cómo usar cloro para mantener tu piscina limpia?

El cloro de la piscina es uno de los productos indispensables con el que poder mantener el agua limpia, libre de algas y microorganismos.

El mantenimiento de una piscina debe ser continuado y siempre con los mejores productos, de la más alta calidad.

Pero el perfecto estado del agua de la piscina no depende sólo del cloro. Productos como los fungicidas o el floculantes, se han convertido en esenciales para poder tener la piscina siempre limpia, al igual que la sal en las piscinas saladas.

El cloro es un elemento químico que se fabrica a partir de la sal común, uno de los minerales más abundantes y necesarios en la tierra, en un proceso denominado electrólisis.

Este proceso es de lo más eficiente, permitiendo desinfectar el agua de las piscinas, ya sean públicas o privadas. Además, el agua potable cuenta con una muy pequeña cantidad de este químico, entre otras sustancias, que la hacen segura para la salud pública.

Para sacar el máximo partido a este químico, es necesario responder a una serie de preguntas básicas que surgen cuando cualquier persona decide comprar una piscina.

Además de este elemento, es importante saber cuáles son las mejores formas de limpiar tu piscina en verano. Es el momento de tomar nota y hacer los deberes, paso a paso.

Así puedes usar el cloro para limpiar la piscina

¿Qué cantidad de cloro necesita una piscina?

Es un químico que se vende tanto en pastillas como granulado, lo cual puede resultar muy útil para dosificarlo a la hora de realizar el mantenimiento de la piscina.

En función de la piscina y del estado del agua, necesitarás más o menos cantidad. Eso sí, siempre debe estar entre los 0.4 y los 1,5 gramos por cada metro cúbico.

Es fundamental recordar que cada metro cúbico equivale a 1.000 litros de agua, independientemente del tipo de piscina que sea, por lo que debes elaborar esta operación matemática de manera sencilla.

Si el cloro se encuentra en estado líquido, es importante echar 2 litros por cada 10.000 de agua. Esto dependerá un poco de determinados factores externos que pueden hacer variar la dosis.

No es lo mismo una piscina de obra, con gente entrando y saliendo constantemente de la piscina, que una piscina prefabricada en la que se bañan pocas personas al día.

Y este mantenimiento y estas cantidades de sustancia, ¿cada cuánto deben realizarse? La respuesta es muy sencilla: todos los días.

El pH del agua puede alterarse si no se añade la cantidad necesaria diariamente. Es importante contar con medidores y test que permitan saber, a ciencia cierta, cómo es el estado del agua en ese momento.

Importante: nunca debes bañarte justo inmediatamente después de echarlo, ya que si no esperas un tiempo prudencial, posiblemente haga su efecto, pero en la propia piel.

¿Qué tipo de cloro usar en tu piscina?

Esta sustancia química se encuentra en diferentes formatos: en pastillas o en polvo. Ambas opciones son completamente válidas para un correcto mantenimiento de la piscina.

Debido a su eficiencia y precio económico, es el sistema de desinfección de agua de piscina más conocido.

En el mercado existen numerosos tipos de cloro que podrán cubrir, en mayor o menor medida, determinadas desinfecciones de tu piscina.

  • Dicloro: Se conoce en el mercado como cloro rápido o de choque. Es perfecto para realizar cualquier desinfección de forma rápida e intensa, sobre todo si la piscina lleva bastante tiempo sin ser tratada.

Se disuelve y actúa de forma rápida, además de contener un estabilizante que ralentiza su evaporación.

  • Tricloro: Es el cloro lento y se utiliza para un constante mantenimiento de la piscina. Su disolución está más espaciada en el tiempo y genera el «cloro residual libre«, que elimina cualquier microorganismo nocivo que pueda encontrarse en el agua cuando ya está desinfectada.
  • Hipoclorito Cálcico y Sódico: Son los más económicos del mercado y se han empleado durante años en el mercado. Es blanco, sólido y se adquiere en pastillas o granulado.

Comprar cloro piscina Amazon

No es difícil conseguirlo y se puede comprar en casi cualquier superficie comercial. Las tiendas especializadas podrán asesorarte en función de las características de la piscina para así poder escoger la mejor opción.

Las ofertas y descuentos están a la orden del día, los mejores cloros de piscina de Amazon están cada vez a precios más bajos.

Gracias al él, es posible mantener el pH de la piscina de forma sencilla una vez comienza la temporada de verano.

Podrás encontrar cloro en polvo o en pastillas, por lo que cualquiera de ambos formatos pueden adaptarse a tus necesidades sin complicación alguna.

¿Cuál es el nivel de cloro adecuado para la piscina?

El nivel de cloro de una piscina debe encontrarse situado en unos determinados valores.

La medida correcta oscila entre 0,5 y 1,5ppm (partes por millón) de cloro.

¿Cómo es posible medirlos? Gracias al medidor o test de pH podemos comprobar a qué nivel se encuentra exactamente.

Si el cloro está demasiado bajo:

  • Puede ser por falta de pastillas de cloro
  • Si tiene pastillas, puede deberse a la falta de horas de filtración

Si está demasiado alto:

  • Demasiadas horas de filtración
  • Exceso de cloro, por lo que es necesario retirar un poco de producto.
  • Si se encuentra a más de 3ppm, es recomendable no usar la piscina
Agua limpia en una piscina tras usar cloro

¿Cómo bajar el cloro de la piscina?

Existen una serie de aparatos que permiten regular el pH del agua de la piscina, por lo que sabrás, fácilmente, cuál es el mantenimiento idóneo.

Superar la cantidad en el agua supone un riesgo. Los problemas de piel y la irritación de ojos son algunos de los problemas más comunes cuando esto ocurre.

Los niveles de pH siempre deben establecerse entre los valores 7,2 y 7,6 y así evitar que la piel y los órganos se irriten.

Si los niveles de cloro se encuentran más altos de lo habitual, este es uno de los consejos estrella que debes seguir para poder bajarlos a sus niveles normales:

  • Lo primero que debes hacer es incorporar un dosificador automático en la piscina. Esto te permitirá mantener más a raya la cantidad de cloro que usas en la piscina.
  • También obtendrás un correcto mantenimiento y ahorrarás dinero, porque emplea una sonda para medir el nivel que tiene el agua.
  • Este nivel, si se encuentra más bajo de lo indicando, la bomba se activará y comenzará a introducir el cloro en el agua de la piscina. Otra opción es añadir sal, en caso de que se trate de una piscina salada.
  • Este clorador producirá en función de la necesidad, sin gastar en exceso ni recortando en cuidados.

Automatizar este proceso implica contar con una mejor calidad del agua, de forma que se puede cuidar el medio ambiente y la salud.

Sin prisa, pero sin pausa. El mantenimiento de una piscina no es una tarea tediosa, pero sí constante.

Establecer una rutina diaria de limpieza de la piscina es fundamental para que la piscina se conserve en perfecto estado y para que los bañistas disfruten de un buen chapuzón en verano sin ninguna clase de riesgo.

No importa el tipo de piscina que tengas, siempre será necesario realizar un mantenimiento adecuado y constante en verano.

Si no tienes pensado emplear la piscina en invierno, podrás espaciar un poco más todas las tareas de mantenimiento que implica durante esta época del año.


Todo en piscinas | Comprar piscinas, accesorios y mantenimiento
Logo
Enable registration in settings - general
Comparar artículos
  • Total (0)
Comparar
0