Cómo quitar la lona de tu piscina en 5 sencillos pasos

Cómo quitar la lona de tu piscina en 5 pasos: El verano ya está aquí y tu piscina debe estar preparada para encarar las altas temperaturas.

El invierno pasó y las piscinas se disponen a retomar el protagonismo. Es el momento de limpiar la piscina para disfrutar del primer baño del verano.

Las lonas de piscina son imprescindibles para un buen mantenimiento de piscinas. Si tienes dudas sobre cómo quitar la lona de la piscina, aquí te las aclaramos.

Puede que a priori parezca de lo más sencillo, para que nada agote tu paciencia, lo mejor es seguir estos sencillos consejos para quitar la lona de la piscina.

Debes saber que las lonas para piscinas, habitualmente, están fabricadas de plástico y se sujetan a las piscinas con una especie de tirantes, que se enganchan a unos puntos de referencias ubicados en los bordes.

Si quieres conocer cómo retirar la lona de la piscina de forma correcta, sigue atentamente estos sencillos pasos.

Este proceso se resume en los siguientes puntos clave: aflojamiento, doblamiento y limpieza.

Afloja los tirantes de la lona de la piscina

El primer paso para quitar la lona de la piscina de sal es aflojar la tensión de la lona lo máximo posible.

Para ello hay que desenganchar todos los tirantes que la tela tiene, salvo los que están
en las esquinas. Así conseguiremos que se vuelva mucho más manejable.
En este punto es relevante quitar los enganches de manera cuidadosa. Tienes que tener en cuenta que llevan muchos meses puestos y han tenido que soportar las inclemencias climatológicas.

Si no lo haces de esta forma puede que se rompan, de ahí que tengas que poner en ello el máximo cuidado.


Suelta los agarres de la lona de piscina

Una vez hemos realizado el primer paso, es el momento de ir a por los agarres de las esquinas.Los soltamos, de tal manera que la lona quede completamente libre en el agua de la piscina.

Lo recomendable es agarrarla, ya que corremos el riesgo de que se hunda mínimamente y genere
suciedad.
Cuando la tenemos así, simplemente hay que emparejar las esquinas con la que tenga más
cercana.

Haciendo esto, la lona queda doblada a la mitad y es mucho más fácil de mover. En este
punto lo aconsejable es que participe más de una persona.

Evita que la lona caiga a la piscina

Uno de los principales inconvenientes de la lona de una piscina es el agua que se acumula encima
de esta durante el invierno.

Cuando la aflojemos tenemos que tener mucho cuidado con ese líquido sobrante, e intentar llevarlo hacia el centro de la tela, con el fin de no verterlo en la propia piscina. Este es uno de los puntos clave.

El agua, sobre todo en las piscinas que están hechas en zonas de muchas lluvias, pueden inundar la lona durante meses e ir estancándose ahí, por lo que su vertido resultaría muy perjudicial.

En el caso de tener que limpiar su interior, lo ideal sería emplear un limpiafondos. Hazte con uno de ellos.

Levanta la lona de la piscina

Una vez tengamos las esquinas emparejadas, y el agua colocada en el centro de la lona,
tenemos que tirar de esta hacia el borde más cercano e ir sacándola poco.

En este punto es importante la colocación de hasta tres personas: dos en las esquinas y una en el centro.

No hay que intentar tirar fuerte y rápido, si no que el proceso tiene que ser lento pero efectivo. El
objetivo es dejar la tela fuera del agua sin que tenga ningún contacto con la piscina.

Limpiar la lona de la piscina

Es muy importante realizar una limpieza exhaustiva de la lona antes de guardarla. La suciedad y la
humedad del invierno pueden haberla dejado muy castigada, por lo que es necesario dejarla en las
mejores condiciones posibles si queremos seguir usándola el próximo año.


Una vez limpia, se dobla mínimamente y se deja en un lugar donde esté perfectamente guardada.
El verano es una buena época para realizar alguna maniobra de mantenimiento de la tela, si es
que lo necesitase.


Existe la posibilidad de atarla con una cuerda para que se mantenga compacta durante todo su
proceso de no uso. Una vez que se vaya a volver a poner tras el verano, es clave volver a limpiarla
para que no traslade ningún tipo de suciedad a la piscina.

Pese a que tengamos una lona durante todo el invierno, es bastante probable que nuestra piscina
acumule suciedad, aunque sea de manera mínima. Es por ello que una vez que quitemos la lona,
tengamos que pasar el recogedor de hojas por encima de esta, para sacar la suciedad más
superficial.


Existe también la posibilidad de limpiar más a conciencia, y meterse en la piscina a limpiar. En
principio, con el trabajo de la lona durante el invierno, no debería de ser necesario, pero es una
posibilidad que hay que contemplar. Buceando, con un cepillo, debería ser suficiente.

Algo que no debes olvidar es el tratamiento para el agua, ya sea este de cloro o de sal.

Cómo usar un enrollador de lona de piscina

La aparición de las lonas para las piscinas trajo consigo diversos inventos que sirven para mejorar el uso de estas. Uno de ellos es el enrollador, que permite poner y retirar la lona sin apenas esfuerzo, convirtiéndose en el mejor amigo del dueño de una piscina.

Suelen constar de una barra, donde va enrollada la lona. Además de eso, cuenta con una especie de manivela a uno de los lados. Con ella, se puede mover la barra donde está la tela, permitiendo que se enrolle o desenrolle, según sea necesario.

Los materiales de los que están hechas suelen ser variados, aunque destacan dos: plástico y acero
inoxidable. Su precio ronda los 100 o 200 euros y constituyen una buena inversión para ahorrarse
problemas futuros con las lonas.

Máquinas que te hacen la limpieza más fácil

Al igual que con las lonas, hay la posibilidad de encomendar este trabajo a una máquina. Es por
ello que contamos con sistema de depuración del agua de la piscina.

Son una alternativa cara pero que suele ser efectiva, ya que permite una renovación continua del líquido.
Por otro lado, si no queremos hacer una inversión tan grande, una alternativa barata es el
limpiafondos.

Se trata de un aparato que va conectado a la corriente eléctrica y se mueve por el fondo de la piscina. Su funcionamiento es autónomo y suele dar buen resultado. Su precio ronda los 1.000 euros.

Todo en piscinas | Comprar piscinas, accesorios y mantenimiento
Logo
Enable registration in settings - general
Comparar artículos
  • Total (0)
Comparar
0