5 Pasos para limpiar una piscina de plástico como un experto

Limpiar una piscina de plástico es una de las tareas más sencillas que implica el tener una piscina en casa durante el verano.

Una piscina de agua cristalina es algo que ansía cualquier bañista, de ahí que sea imprescindible limpiar una piscina de plástico correctamente. Esto es posible gracias a una serie de pasos fundamentales que pueden hacerte disfrutar de la piscina como nunca antes.

Mantener la piscina y usar la depuradora es lo que más trabajo suele dar, ya que se trata de una serie de pautas constantes, diarias, en las que el estado de agua es importantísimo para poder realizar unos baños seguros.

Independientemente de la piscina que tengas, es importante mantenerla siempre en perfecto estado. Ya no sólo cuando se usa, sino cuando llega la temporada de invierno y el frío pasa factura.

Los productos químicos disponibles en el mercado ayudan a mantener los niveles de pH del agua en perfecto estado y en hacer, de la piscina, un medio seguro para cualquier ser vivo que se sumerja en ella.

Por eso, la importancia de usar cloro, floculante y fungicidas, entre otros, supone una inversión importante de dinero que, sin otras pautas para limpiar una piscina, posiblemente no sean suficiente.

Limpiar una piscina de plástico es súper importante. Al hacerlo, además de generar un entorno seguro, podrás usarla durante mucho más tiempo y conservarla en mejor estado.

Para ello, es importante saber cuáles son los pasos a seguir que debes tener en cuenta para limpiar una piscina de plástico fácilmente. No dejes pasar la oportunidad y toma nota para disfrutar del verano sin trabajar demasiado.

Limpiar las piscinas de plástico es muy sencillo
Limpiar una piscina de plástico es muy sencillo

Retira todas las hojas

Limpiar una piscina de plástico puede resultar una tarea de lo más tediosa. Por eso, cualquier acción que pueda facilitar las cosas es bien recibida.

Es el caso de los recogehojas. Gracias a ellos podrás limpiar la superficie de la piscina de hojas, insectos o restos de agentes externos cuyo destino es terminar en el fondo de la piscina.

Para ello, lo mejor es emplear un recogehojas de calidad, que te permita retirar todas las hojas e insectos que se encuentran flotando en la superfcie.

De esta forma, podrás evitar que los restos lleguen al fondo y atasquen o dañen el limpiafondos cuando se conecta para limpiar una piscina de plástico.

Los precios de los recogehojas en Amazon son de lo más variados, en función de la longitud, el tamaño y el material.

De todas formas, se trata de uno de los accesorios para piscinas, dedicados al mantenimiento, más baratos del mercado y sirven para cualquier piscina de plástico.

Limpia el fondo de la piscina

Limpiar el fondo de una piscina es, quizás, una de las tareas más importantes para mantener la piscina en correcto estado.

Es por ello que las formas de limpiar el fondo de la piscina varían, en función de los diferentes tipos de piscinas.

No es lo mismo poner a punto una piscina de plástico, con un limpiafondos manual que una piscina de obra con un limpiafondos automático.

Si quieres limpia una piscina de plástico, tendrás que comprar un buen limpiafondos. En el mercado existe una amplia variedad de productos, de ahí que debas saber todos los tipos que existen:

  1. Limpiafondos manual. Lo podrás usar tú mismo, porque cuenta con un funcionamiento muy sencillo y es muy útil para la piscina de plástico.
  2. Limpiafondos eléctrico. Su funcionamiento es también muy simple y permite limpiar más fácil la suciedad del fondo.
  3. Robots limpiafondos. Son mucho más cómodos. Basta con encenderlos y ellos limpiarán, solos, toda el fondo de la piscina.

Ambos sistemas, manual y auotmático, funcionan de forma diferente. Los más comunes son los manuales, y esta es la informarción que necesitas para manejar un limpiafondos manual.

  • Coloca el limpiafondos en una pértiga, para que sea más sencillo de usar.
  • Introduce una manguera en el lugar correcto, de esta forma la suciedad se expulsará fuera de la piscina.
  • Recorre todos y cada uno de los rincones de la piscina de plástico, realizando movimiento suaves y sin provocar demasiado movimiento. Hacerlo incorrectamente hará que tardes más, además de levantar la suciedad del fondo y deslocalizarla.

Revisa los niveles de cloro de la piscina de plástico

Para poder tener a punto la piscina de plástico, el cloro es un producto químico fundamental que ayuda a tener el agua en perfecto estado.

Los niveles de cloro son necesarios para limpiar una piscina, sin importar el material con el que esté fabricada. Es imprescindible en el mantenimiento de piscinas.

El cloro para piscinas se emplea para deshacerse de microorganismos que puedan dañar el agua y a los bañistas. Es un desinfectante de lo más potente, que aporta seguridad y regula el pH de la piscina.

En función de la piscina y del estado del agua, la cantidad de cloro variará, pero siempre debe estar entre los 0.4 y los 1,5 gramos por cada metro cúbico.

Existen diferentes tipos de cloro y se encuentran en diferentes formatos, lo cual hace variar la cantidad que se debe de usar a la hora de limpiar una piscina de plástico.

  • El dicloro se conoce como cloro rápido o de choque, perfecto para realizar cualquier desinfección rápidamente y de forma bastante intensa. Es ideal para cualquier piscina que lleve bastante tiempo sin ser tratada.
  • El tricloro, en cambio, se trata de un cloro lento y que se utilizar para el mantenimiento constante de la piscina. Se espacia en el tiempo porque genera el cloro residual libre, que elimina cualquier pequeño contaminante del agua una ve desinfectada.
  • Por otro lado, el hipoclorito Cálcico y Sódico son los más económicos y se han empleado durante años en el mercado. Se encuentran en formato de pastillas o granulado.

Comprueba el estado de la depuradora

Además de usar cloro para un perfecto estado del agua de la piscina, las depuradoras son esenciales a la hora de limpiar la piscina de plástico o cualquier tipo de piscina.

Una depuradora de piscinas debe encargarse de la filtración del agua, de forma que la suciedad y las partículas no permanezcan ni regresen al interior de la piscina. Así la limpieza será más eficaz y durará mucho más tiempo.

Es por ello que deben encontrarse en un perfecto estado de revista. Si el sistema de depuración falla o no se usa lo suficiente, poco importa la cantidad de cloro que se use, el agua se volverá turbia y las primeras algas comenzarán a aparecer.

¿Cómo saber que una depuradora de piscina no funciona correctamente? Pues, entre otras cosas, la aparición de algas, la presencia de agua turbia y el gasto excesivo de cloro para combatirlas, sin éxito.

Es necesario que, en cuanto detectes la avería, realices la reparación o el cambio de depuradora lo antes posible, para evitar que el agua se ponga, cada vez, en peor estado.

Regular el pH del agua de la piscina de plástico

El pH de la piscina es el valor más importante del agua de una piscina. Es imprescindible tener las medidas correctas para poder disfrutar del agua con total seguridad.

Este es uno de los valores más importantes en el agua de una piscina. Tenerlo en las medidas correctas proporcionará toda la seguridad necesaria para un baño de lo más refrescante.

Los test de pH deben de hacerse de forma constante, no sólo cuando se trata de limpiar la piscina de plástico. De esta forma, siempre sabrás el estado de alcalinidad o acidez del agua y podrás crear un entorno de baño seguro para ti y los tuyos.

¿Cómo mantener el agua limpia de la piscina de plástico?

Las piscinas de plástico no requieren de un mantenimiento complicado, pero sí constante. Se ensucian y se altera el pH de la misma forma que cualquier otra piscina.

Los anteriores cuidados son suficientes para tenerla siempre a punto y lista para el baño. Una revisión cada día o cada pocos días del pH ayudará a evitar posibles irritaciones en los ojos y en la piel de los usuarios.

Además, una simple pasada con el recogehojas evitará que pases el limpiafondos constantemente. Una o dos veces por semana será suficiente si revisas y retiras los agentes externos que puedan depositarse en la superficie del agua.

Recuerda reemplazar los filtros de la depuradora de la piscina cada determinado tiempo de uso y realizar contra-lavados para poder filtrar correctamente.

Como ves, limpiar una piscina de plástico no es una tarea complicada, pero sí que requiere de una serie de pautas para poder llevarla a cabo de forma exitosa.

Siguiendo todos y cada uno de estos pasos, es posible disfrutar de la piscina durante el verano sin necesidad de ser un experto.

Tan solo con seguir estos pasos podrás aportarle a tu piscina de plástico todo lo que necesita. Sin complejas tareas o parámetros que compliquen un correcto mantenimiento de la misma.

Todo en piscinas | Comprar piscinas, accesorios y mantenimiento
Logo
Enable registration in settings - general
Comparar artículos
  • Total (0)
Comparar
0